Consiste en el registro del volumen de la orina, expulsado por la uretra en una unidad de tiempo. Para lograr este registro, el paciente debe orinar en un aparato llamado flujómetro el cual realizará esta medición. El examen será efectuado por un auxiliar de enfermería o enfermera a cargo de la unidad.