Los instrumentos para laboratorio se dividen básicamente en dos tipos: los aparatos y los materiales. Los aparatos a su vez pueden clasificarse con base en sus métodos y mecanismos de acción en aparatos mecánicos y aparatos electromecánicos. Los materiales, por su parte, se clasifican con base en el uso que tienen en materiales de sostén, materiales volumétricos, materiales para usos específicos y recipientes.